El bello durmiento y la presidenta

Yendo ayer por el paseo de la playa rumbo a la Cala Real, en la exacta mitad de la manzana entre la avenida de Bruselas y la avenida de Holanda, y después de veinte años por lo bajito, volví a sentir la felicidad. El rótulo que vi en el soportal de El rancho de Pancho…

Ortografómanos Anónimos

La primera vez que fui a una reunión de Ortografómanos Anónimos fue una tarde de abril en la calle Marqués de Molins de Alicante. Apenas habíamos terminado las pruebas de nivel    en Certificaciones Villena; entonces mi deformación profesional me había provocado que llevara siempre conmigo un rotulador rojo sangre indeleble que sacaba cada vez…

España y su rara belleza moral

No es de extrañar que España haya tardado treinta años en ratificar el Convenio Europeo de Protección Animal. Hay pueblos de una rara belleza moral cuyos festejos prevén el maltrato de un ser vivo como principal reclamo a la par que apelan a la tradición como todo argumento y única justificación. Según los datos ofrecidos…

De cómo y por qué te espía el gobierno

El futuro no es como lo habíamos imaginado, es infinitamente peor. Olvídense de las fantasías de George Orwell, Philip Dick y Aldous Huxley porque no se acercaron ni por asomo a la evolución de la maldad humana; una cosa sí acertaron: los malos, así sin matices, siempre son los otros. Como siempre, el miedo legitima…

El patinador del tanga

Me encanta leer los relatos cortos de ficción histórica que componen las Tradiciones peruanas, de Ricardo Palma; adoro los textos de Mariano José de Larra para La Revista Española, -ahí están “Vuelva usted mañana”, “El castellano viejo” y “En este país”; y me paso horas con los artículos de costumbres de Ramón de Mesonero Romanos….