En torno a la amistad

Hace poco leía el último libro de Carlos Ruiz Zafón –voy por la página 100 y de momento está entretenido– y hubo una frase que me llamó la atención y me hizo reflexionar: “Todos mis amigos son de tinta y de papel”. Y no es que a mí me pase así, pero estoy empezando a cuestionármelo. ¿Amigos, amigos? ¿Amigos de verdad? No amigos de facebook, ni myspace, ni aol, ni msn messenger. ¿Amigos? No de los “ya si eso”… Digo “amigos, amigos”. ¿Chatear? No está mal pero prefiero chatear con chatos de vino…

Según pasan los años me vuelvo más escéptico con respecto a la amistad mas no con el amor. ¡Ironías! Poco a poco a uno se le caen muchos mitos en la vida y cada vez creo menos. Me dejo sorprender y aún no he perdido la esperanza en que me contradigan pero, por lo general, la gente es muy interesada o cree en la simbiosis o en el parasitismo pero no en el libre albedrío de dos personas que simplemente deciden pasar tiempo juntos.

Por ejemplo, hasta hace no tanto, creía que tenía muchos amigos, pero ahora después de haber visto con mis propios y atónitos ojos cómo la amistad  se resume en un tibio “ya nos veremos si eso” pues no estoy para mendigar amistades a nadie. Y no es que haya tenido mala suerte. Más bien me siento afortunado.  Lo que quiere decir a la postre, rizando el rizo, que tener muchos amigos equivale a no tenerlos.

Si bien a los amigos se les cuenta en el infortunio hay que contarlos  también en la prosperidad: la prosperidad atrae a una horda de presuntos amigos, pero hace falta mucho ojo y muchas malas experiencias para caer en la cuenta de que amigo no es sólo aquel que se entristece con la noticia de cualquier desgracia, sino aquel que no te envidia los golpes de buena suerte. De los primeros y de los segundos es difícil de encontrar.

Anuncios

11 comentarios sobre “En torno a la amistad

  1. ay, hijo mío, los amigos…
    quan érem petits i mos preguntàem quants amics teníem, la gent mos mirae raro quan no diem mooooolts!
    jo sempre n’hai tingut pocs, i continuo pensant q és lo millor, q algú q diu q té molts amics, és q algo amague…
    i a part d tot, la distancia es muy mala… mucho, muncho… crec q hi ha una teoria matemàtica sobre això, no recordo com s diu… tots estem interconnectats, com punts en una red, i quan un d’aquestos punts desapareix, tota la resta es mou, omplint el buit. per la qual cosa, tornar al mateix lloc és impossible… pues eso…
    pol cielto, q cuando quieras venir a chatear (d chatos, digo), ya sabes donde estamos. q a lleide s’hi menge molt b i ho sas!!! ajajaja! ara naltros estem a zero, però més endavant lo q no tindrem sirà temps, asín q, t toca a ti. muaca! requetemuaca!

  2. lazarillo, q t pierdes! tú no nos tenías q guiar? ay, q puta vida…
    y cómo va el circo?
    en cuanto esté listo, nos lo pasas y cristina t hace unas ilustraciones… t hace?

  3. Estava perdut a la urbanització maxi-pija de ma germana a Sant Joan. Sorry. Y claro que me hace. Te envié un borrador hace tiempo. Lo tienes?? Por cierto, tu teoría matemática es muy cierta y también es cierto que a veces las distancias no dañan. El circo va viento en popa. Ahora estoy preparando mi libro sobre Vallejo, que tiene posibilidades. Ya te contaré.

  4. tengo un borrador, sí, pero m dijiste q ya habías hecho muchos cambios sobre él, no? eh! cuéntame eso dl libro sobre vallejo! vaya notición! pol cielto, conoces la editorial betania? es bastante pequeña, en madriz, pero tiene distribución internacional. a mí m ofrecieron publicar algo sobre arenas si les molaba mi tesis… si quieres el contacto, te lo paso.

    y las distancias, sí, tienes razón. depende, a veces son necesarias. sí.

  5. Es que la amistad es tan complicada y peculiar como el amor. Sólo que el segundo eclipsa al primero y llama más la atención.

    Yo también me he vuelto bastante cínico con el concepto de amistad (con el amor, siempre lo fui), pero creo que es un proceso de desencanto, de desmantelamiento inevitable, que sucede a medida que cumplimos años.

    Sin embargo, no desprecio la singularidad de “conocer gente” a través de un monitor y un teclado. Nunca en la historia se había dado esta situación y me resulta muy interesante cómo esta nueva tecnología es un millón de veces más cálida que cualquier otro medio de comunicación anterior. No digo que podamos hacer “amigos del alma” chateando, con el MSN, con una web, blog o lo que sea, pero sin duda es un proceso, un algo vinculante, aunque sean lazos suaves. De hecho, lo mejor de Internet, creo yo, es que los sentimientos que pueda despertarte alguien, son controlables y sin la burocracia afectiva de la vida real. No sé si me explico. Si una “entidad” en un foro te cae bien, interactuas con él, intercambias bromas, opiniones, charlas. Si te cae mal, adiós y muy buenas. Si en la vida real, un conocido te empieza a caer gordo, hay que poner en marcha todo un ritual farragoso: dejar de frecuentar lugares comunes, inventar excusas para no quedar, ir “pasando” de él, poco a poco.

    Saludos.

  6. Bar! XDD, soy de tiempos anteriores a esto de Internet. Y más que chatos, cañas, :). Pero ya te digo, que no desprecio esta herramienta de contactar y comunicarme con gente muy alejada de mi marco geográfico.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s