El curita de Noez

La Santa Madre Iglesia no deja de sorprendernos… o quizá ya no tanto. La última noticia es la del curita de Noez, que sólo llamaremos ‘Samuel’: todo un portento sexual que haría sonrojar al mismísimo Rodrigo de Santos.

No sólo gastó en pornografía 17.000 euros de hermandades y cofradías y publicitaba sus servicios sexuales con su imagen en ropa interior en las secciones de contacto de internet. También utilizó la red para subastar un cuadro de la parroquia de Noez, según ha informado La Tribuna de Toledo.

Un anuncio en  E-bay publicitaba la venta de un cuadro del siglo XVII que representa a San Jerónimo. La obra –un óleo sobre tabla de 45 centímetros de ancho por 63 de alto– era ofrecido por un precio que oscilaba entre los 9.000 y los 18.000 euros y pertenecía al patrimonio de la iglesia de Noez.

Los interesados en el cuadro debían llamar a un número de móvil, que era el mismo que se indicaba en el anuncio en el que el cura ofrecía sus servicios sexuales… y ahí es adonde vamos… Tal era la necesidad sexual del joven sacerdote que no sólo dedicaba sus horas libres a los placeres telefónicos sino que su deseo también le llevó a anunciarse en Internet para ofrecer sus servicios. Todo menos actos sadomasoquistas -que tiene que ser pecado…

Se presentaba como “Héctor, hombre hetero español, al servicio de tu felicidad”. “Para mujeres y parejas, bien dotado (15 cm),…, estoy abierto a todo excepto al sado, no os arrepentiréis, os haré gozar de felicidad como nunca”, decía el anuncio, que ha sido retirado de la red. Sus tarifas oscilaban entre los 50 euros por 15 minutos de servicio y los 120 euros por hora.

¡Mete barriga!

El curita de Noez tenía varias identidades en Internet. Así, no respondía únicamente al nombre de Héctor. El “hombre hetero español al servicio de tu felicidad” se ofrecía como prostituto bajo al menos tres personalidades: el propio Héctor era una “fiera del sexo”, David, “ardiente, cachondo, sexy y fuerte”, y Alejandro, un hombre de “cuerpo fuerte y con ganas de encontrar a una mujer atrevida”. “Tengo toda la tarde porque mi mujer está fuera”, escribió bajo el pseudónimo de Alejandro. Pese a que en este último caso Samuel no utilizó su imagen, sino la fotografía de una pareja desconocida, el teléfono móvil de contacto es el mismo en los tres anuncios.

“Yo he salido en Ana Rosa”, declara Amelia de la Fuente, vecina de la casa del cura. “Si eso es cierto, este hombre ha montado un lío muy grande, pero yo sé lo que me han contado, porque aquí era una persona estupenda”, prosigue la vecina, quien afirma que no organizó ninguna fiesta y que los vecinos estaban encantados con él porque “era simpático pero chapado a la antigua”. “Le dimos mucha confianza, quizás demasiada”, concluye.

En Noez la noticia les ha indignado, pero tampoco les ha sorprendido demasiado. El propio Samuel, en su homilía del domingo 7 de febrero, confesaba a sus feligreses que había robado dinero de las hermandades. Pero de sus actos sexuales ni mu. Un curita que se prostituía y robaba. Ah… y el Arzobispado ahora lo ha cesado sólo por “irregularidades económicas”… ¿No es todo una gran contradicción?

Anuncios

6 comentarios sobre “El curita de Noez

  1. A mí también me da lástima… menudo conflicto interior que debe de tener… supongo que estas son algunas de las irregularidades que uno tiene con el celibato impuesto… o no, ni idea… no sé ni qué opinar…

  2. tienes q buscar por internet los minutos impagables q le dedicó el gran wyoming en el informal… q tela, q tela! ajajajaj!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s