Heavy metal for babies

el
Ya decía yo que no tenía mucho sentido. Cuando le grabé a mi sobrino el disco Heavy metal for babies vi que tenía un efecto mucho más plácido sobre él que el famoso y aburridísimo Baby Mozart. De ahí que pudo desarrollar su gusto particular y a día de hoy sus artistas favoritos son Ozzy Osbourne, Metallica, Medina Azahara y los Teletubbies. ¡Para gustos los colores! Y ahora publican un estudio que confirma mis sospechas: los bebés que escuchan música clásica no son más listos según un estudio de la Universidad de Viena que confirma que el llamado ‘efecto Mozart’ no existe.    


Desde el año 1993 algunas personas creían que los bebés menores de tres años que escucharan el primer movimiento de la Sonata para dos pianos en re mayor verían más desarrolladas capacidades intelectuales tales como el razonamiento espacial. Esa creencia, bautizada como efecto Mozart, se fundaba en un artículo publicado ese año en la revista Nature por la psicóloga estadounidense Frances H. Rauscher. Ahora, unos psicólogos de la Universidad de Viena han rebatido el efecto Mozart con el que dicen es el mayor estudio y el más comprehensivo hasta la fecha.

Los psicólogos austriacos han experimentado con 3000 sujetos a los que han expuesto selectivametne a la pieza musical. No se han encontrado cambios significativos en sus habilidades cognitivas. “Recomiendo a todo el mundo que escuche música de Mozart; pero la expectativa de que con ello van a mejorar sus capacidades cognitivas no se va a cumplir”, señala en la página de la Universidad de Viena el investigador Jakob Pietsching, del Instituto de Investigación Básica en Psicología.

El estudio ha sido publicado en la revista Intelligence y muestra que el mero hecho de escuchar música de Mozart no permite observar mejoras en las facultades de los sujetos de la investigación. El efecto Mozart se hizo tan famoso que llevó la pieza musical en cuestión a las listas de superventas. El Gobernador del Estado de Georgia, en EE UU, decidió en 1998 regalar a cada madre primeriza un CD de música clásica. No obstante, en Estados Unidos numerosos científicos llevan años poniendo en duda la realidad del efecto Mozart. De hecho este efecto fue incluido en el célebre libro 50 grandes mitos de la psicología popular, de Scott Lilienfeld.

 

Anuncios

7 Comentarios Agrega el tuyo

  1. viclala dice:

    hijo mío! alma cándida! lo mismo pasó con baby einstein…
    q fraude para las familias q tan afanosamente ponían una y otra vez los vídeos a sus bebés, pensando q así los harían más inteligentes, casi superdotados…
    mira, mira: http://www.20minutos.es/noticia/550207/0/baby/einstein/dinero/

  2. Parce dice:

    Com diria Josmar… és súper fort!! Tot i que em sembla molt be el que ha fet Disney

  3. Basseta dice:

    A Mozart hay que escucharlo sin esperar nada más a cambio, o acaso no es bastante regalo.

  4. angel dice:

    Quod natura non dat Mozart non presta

  5. Merce dice:

    Es lo bueno que tiene la Ciencia: todo es cuestionable… Puede que escuchar a Mozart no desarrollase facultades especiales en los niños… creo que lo positivo del estudio es que hizo que muchas familias americanas lo conocieran.

  6. While I don’t speak a word of Spanish, I know this baby is AWESOME and well on his way to being a Grown Man.

  7. Parce dice:

    Way to go, Grown Man!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s