Liberia // Óscar Esquivias

el

En esta nueva entrega de Liberia contamos con el escritor burgalés Óscar Esquivias; aún no ha cumplido los cuarenta años y ya dejó de ser una promesa de las letras españolas para convertirse en una firme realidad. Se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad de Burgos y desde muy joven se ha dedicado por completo a la literatura. Estuvo detrás de la revista literaria El Mono de la Tinta (1994-1998); también fundó y dirigió Calamar, revista de creación, desde 1999 a 2002 y ha colaborado en numerosas revistas de España e Hispanoamérica con poemas, artículos y relatos cortos. Su buen nombre entre el público lector ha venido, sobre todo, a raíz de su trilogía dedicada a La divina comedia: Inquietud en el Paraíso, La ciudad del Gran Rey Viene la noche.

CI. Has escrito narrativa juvenil y adulta ¿ves mucha diferencia en la creación de los textos?

OE. La verdad es que no. Mis libros juveniles están dirigidos a lectores de catorce años en adelante. Un buen lector de esa edad es capaz de asimilarlo todo. Yo me rebelo contra los que consideran la literatura juvenil como algo menor, simplificado, sin ambición ni valor artístico.

¿Como surge la creación de libros tan diversos como La ciudad de plata, La marca de Creta, Etienne el traidor, Viene la noche?

Cada uno de ellos pertenece a géneros muy distintos y lo escribí en circunstancias harto diferentes. En general, las ideas de mis narraciones nacen de forma inesperada, mientras paseo, leo o viajo en un tren (a veces incluso mientras duermo). Creo que los únicos requisitos para ser escritor consisten en ir por el mundo con los ojos abiertos y en ser receptivo a lo que nos rodea. Ahí surge todo.

¿Ves el ensayo como un género mayor o menor?

Mayor, desde luego. En realidad, importa poco el género al que pertenezca una obra literaria: hay poemas épicos maravillosos y otros insoportables, novelas excelsas y otras infames, poesías sublimes o ridículas. Con los ensayos sucede lo mismo, todo depende del acierto del autor. Si este se llama Montaigne, Unamuno o Santayana, estaremos sin duda ante una obra mayor.

¿Cómo ves el panorama editorial español?

Fastuoso y endeble, como casi todo en España.

En tu trilogía sobre la Divina Comedia el humor forma una parte importante, ¿qué opinas como padre de las criaturas?

El humor está presente en la vida y es normal que también aparezca en las obras literarias, aunque traten sobre asuntos dramáticos. En mi caso, siempre surge de las propias situaciones que genera la trama. En principio, nunca me propongo hacer novelas cómicas, pero el resultado final a ciertos lectores les parece muy divertido, cosa que me alegra enormemente.

Desde tu experiencia como escritor, ¿crees que las nuevas tecnologías han influido en la creación o en el hábito de lectura?

En mi caso, no, aunque desde luego me facilitan mucho el trabajo.

Desde el blog de Pedro Ojeda, La Acequia, están haciendo una promoción buenísima de tus libros. ¿Tienes pensado participar en la lectura colectiva?

Sí, aunque de momento me estoy manteniendo al margen para que los lectores de La Acequia tengan plena libertad para opinar. Para mí es un privilegio que este grupo de personas esté leyendo mi trilogía, me siento muy honrado y feliz. Participaré cuándo y cómo Pedro Ojeda y los lectores me lo soliciten (y lo haré encantado, por supuesto).

Fotografía de Arturo Martín Burgos

¿Como lector, qué libros te gustan? ¿Y como creador?

Como lector, me gustan los libros bien escritos. Como creador, lo mismo. Cuando digo «bien escritos» no me refiero a que tengan un estilo churrigueresco, sino a que estén narrados de una forma tan apropiada que resulte arrebatadora.

¿Desde cuándo lees? ¿Cuándo y cómo crees que se debería introducir la lectura o el hábito de tener libros?

Aprendí a leer muy pronto, antes de ir al colegio. Yo no soy pedagogo, pero tengo la sensación de que a un niño hay que enseñarle a leer en cuanto manifieste curiosidad por saber qué hay escrito en los carteles. Respecto al cómo: con amor, por supuesto.

¿Crees que la industria editorial sucumbirá en la era de las nuevas tecnologías como la industria musical o la cinematográfica? En otras palabras, ¿se terminó el libro?

Yo no me imagino un mundo sin libros. Sean de papel o electrónicos, pervivirán, de eso estoy seguro.

¿Cuál es tu personaje favorito del circo?

¡Los payasos, por supuesto! Aunque de niño lo que más me atraía del circo era la propia vida itinerante de sus artistas, el que durmieran en caravanas, junto a las jaulas de las fieras. Siempre me ha emocionado ver la carpa levantada en un descampado, con sus banderas y sus hilos llenos de bombillas colgantes.

¿Alguna recomendación para los lectores de Circo Iberia?

Sendos libros de dos de mis autores favoritos: «El circo», de Ramón Gómez de la Serna, y «El mundo de los prodigios», de Robertson Davies. Precisamente, ambos tratan sobre el circo.

Anuncios

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. angel dice:

    Ya va siendo hora que se reconozca a Esquivias como uno de los mejores escritores españoles de la actualidad. Me quedo con eso de “Como lector, me gustan los libros bien escritos. Como creador, lo mismo”. ¿Cómo os las habéis apañado para que os dé una entrevista?

  2. Una gran persona y un gran escritor. Y un gran conversador, por cierto.

  3. Parce dice:

    Pedro, ¡aquí sólo se entrevista a los mejores!
    Ángel, no hemos tenido que convencerlo de nada: le comentamos el proyecto y se animó a participar… ¡pura vida!

  4. pedro79 dice:

    Care Santos: “Óscar Esquivias es uno de los mejores escritores de su generación. Un autor cuya obra discurre por propia voluntad al margen de los sellos más comerciales y de los fastos de los premios literarios, y que avanza con paso muy firme. Para quien aún no le conozca, la lectura de estos cuentos será uno de esos descubrimientos luminosos que se dan de vez en cuando en la vida de un lector”.

  5. Merce dice:

    Qué agradable leer a O. E.
    A mí también me emocionaban las carpas levantadas y soñaba con entrar dentro de uno de esos carromatos. 🙂

  6. Parce dice:

    Lo de las carpas levantadas es precioso y los de los carromatos, un misterio. Eso sí, en circos sin animales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s