Liberia // Vicky Lara

La vida da vueltas y vueltas y, a veces, es tan revirada que termina juntando a gente que ha recorrido vidas paralelas a cientos o miles de kilómetros. El Circo Iberia se viste de gala para recibir a Vicky Lara, quien llegó desde Lleida como investigadora de la obra de Reinaldo Arenas a una universidad de New Jersey, en Estados Unidos, donde los reviros nos unieron. Y sin más introducciones, en esta nueva entrega de Liberia Vicky comparte su visión extraordinaria en el tema que nos ocupa: se ha desempeñado en el sector editorial, por lo que conoce la industria desde dentro, fue coordinadora y editora de la Revista Némesis y, además, ha trabajado como profesora de “Español como Lengua Extranjera” durante años.

CI. Has trabajado en el sector editorial y en el de la enseñanza de ELE. ¿Cuán diferente tratamiento se da al texto en la industria y la docencia?
VL. Bueno, pues como la noche y el día. El tratamiento que se le da en una editorial es puramente industrial. Debe conseguirse el máximo beneficio, lo que implica sacarlo a la calle con el mínimo de trabajo dedicado desde el punto de vista técnico-formal (maquetación, correcciones, etc.), para disgusto tanto de autores como de lectores. En el aula de ELE se le tiene que sacar el máximo partido posible desde el punto de vista pedagógico, y si el profe se lo curra, no sólo desde el punto de vista del alumno.

CI. Desde tu experiencia como docente, ¿crees que ha cambiado el hábito de lectura con las nuevas generaciones?
VL. Claro, y los de las editoriales de manuales de ELE, que no son tontos, se han apuntado al carro de esta nueva diferenciación entre el concepto de “lectura intensiva” (por ejemplo, leer un anuncio por palabras), por oposición al de “lectura extensiva” (leer una novela), lo que todos entendemos como lectura. Y, de hecho, no hacen más que adaptarse a los nuevos tiempos, puesto que hoy en día trabajamos con textos más cortos que largos. ¡El tiempo es oro! Fuera y dentro del aula. Y al fin y al cabo, estos primeros están por todas partes y no podemos dar ni un paso sin encontrárnoslos. Yo misma, en mis clases, suelo explicar cómo leer y escribir SMS… Era una necesidad que detecté en mis alumnos, fuera cuál fuera el nivel. Bueno, por el hecho de haber dado clases siempre a extranjeros en España, claro.

CI. ¿Qué papel cumple el texto en tus clases? ¿Qué tipo de textos usas?
VL. Pues cuando encuentro en texto que pienso que me puede servir para clase, busco la forma de trabajarlo. Puede servir para tratar temas gramaticales, para generar debate a través de la introducción de elementos culturales, etc. Personalmente uso de todo un poco, y por la tipología de cursos y de alumnado con la que me encuentro, uso la literatura mucho menos de lo que me gustaría, y casi nunca he podido trabajar libros enteros… Y eso me desagrada totalmente, puesto que esa lectura extensiva de la que hablábamos antes es justamente la que me ha permitido, como alumna y hablante de lenguas extranjeras (y materna), ganar en corrección, ampliar mi vocabulario, mis conocimientos sintácticos, gramaticales, ortográficos, etc. La memoria fotográfica, el uso, ayudan más que mil horas de estudio, y hasta te ayudan a no sonar “artificial” puesto que rompes con la rutina habitual de traducción desde la lengua materna.

CI. ¿Eres una profesora de una metodología específica o eres ecléctica?
VL. Más bien ecléctica. Aunque me va más bien lo comunicativo, a cada alumno (con su forma de ser y de aprender), a cada tema, etc. hay que darle lo suyo. No se puede ser fiel a una metodología y dejar a los alumnos por el camino.

CI. También te has desempeñado como coordinadora y editora de la Revista Némesis. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Preparáis nuevos números?

VL. ¡Pues muy bien! La pena es que se terminó… Némesis. Revista de Humanidades (www.revistanemesis.com vean, comparen, y si encuentran algo mejor… ¡no! no creo que lo encuentren…) nació de manos de los estudiantes de Filología Hispánica de la Universitat de Lleida. Las colaboraciones las hacían estudiantes, algunos profes, había creación poética, narrativa, y artículos de crítica. Luego pasó a manos de uno de esos poetas que, para ganar premios, les regala la oreja a los grandes nombres de la poesía española actual, miembros de los jurados de poesía del momento, hasta que consiguió él también un premio suculento… Y Némesis empezó a publicar obra de los grandes de España, a aparecer en los suplementos culturales de los periódicos de tirada nacional, pero se daba de lado a los de casa. Aún recuerdo cuando se me dijo que si quería publicar un texto tenía que traducirlo al castellano, que en catalán  no podía ser… Hasta que le dimos puerta al sujeto en cuestión, y retomamos el proyecto un grupo de amigos y estudiantes también de Filología Hispánica.

La revista dejó de publicarse en papel para entrar en la red por cuestiones puramente económicas (el vicerrectorado de marras nos daba la mitad de lo que nos pedía el tipo de publicaciones), no estratégicas, aunque el cambio de formato nos dio mucha más libertad, lo cual se sumó al saber hacer de nuestro webmaster (¡un hurra por Alfred!). El primer número de la nueva etapa (un monográfico sobre erotismo), lo hicimos prácticamente entre nosotros y algún conocido de la uni. No nos movía el afán de acaparar los contenidos, pero no conseguimos que nadie nadie de la UdL se involucrara. Así que de cara al número siguiente (sobre los sentidos) decidimos hacer cambios importantes. De este modo, eran bienvenidas todas las lenguas del mundo mundial, todas las disciplinas artísticas y se abría a todo el globo. Empezaba a moverse el cotarro de las redes sociales, y simplemente nos dedicamos a otear. El Fotoblog, que ahora casi todos hemos olvidado, fue fuente de grandes alegrías, así que por primera vez contamos con música, animación, etc. De repente empezamos a recibir muchas colaboraciones de todas partes, ya no hacía falta suplicar y correr tras la gente por los pasillos: ¡podíamos escoger!

El número siguiente, el del 10º aniversario, el último, aunque entonces no lo sabíamos, fue un monográfico sobre espacio/tiempo. Repetimos el éxito de los anteriores números, constatando con tristeza que seguíamos sin atraer el interés del estudiantado de la propia universidad, que apuntaba ya al momento al que se ha visto abocada en la actualidad, en la que ya no hay ambiente, ni compañerismo, ni mucho menos colaboración, la época de los consejos de los estudiantes vacíos, en definitiva. Y a eso se sumaba esa guerra tácita entre los de Filología Hispánica y los de Catalana: porque sí, a diferencia de nuestro departamento, el “enemigo” (?) estaba plagado de poetas y escritores muy activos en la sociedad leridana y en la facultad de letras, pero que no querían saber nada de los de hispánicas…

Y en lo máximo de nuestro éxito (sin ser profetas en nuestra tierra, claro está), la última de los miembros del consejo de redacción acabó su vinculación estudiantil (sí, se me acabó la beca de doctorado) con la universidad, lo que nos hizo perder automáticamente la única ayuda de la que vivía la revista. Hubo un debate interno sobre si desvincularla de la universidad que la había visto nacer, si fundar una nueva, pero el grupo ya se había dispersado (vitalmente y geográficamente), y Némesis se volvió humo. Aunque sigue ahí, en internet, vete a saber, cualquier día la descuelgan, y se acabó… Pero si alguien sabe de dónde podemos sacar el dinero sin ser estudiantes, ¡por favor que lo diga aquí y volvemos a la carga! Personalmente lo hecho de menos

CI. ¿Qué libros te gustan?
VL. Pues depende de la época de la vida en la que esté. Ahora mismo, la novela gráfica, aunque estoy redescubriendo la poesía. Y un poco antes el cuento infantil ilustrado, que ha cambiado una barbaridad desde que era niña, y que cuenta en la actualidad en España con ilustradores que nada tienen que envidiar a los de cualquier otra parte del mundo. Sea como sea, y en cada etapa, a muerte con lo que me vaya en ese momento. Aún recuerdo cuando daba “Teoría de la narrativa” en la universidad y defendía ante mis alumnos el cuento frente a la novela… ¡Pobres!

CI. ¿Desde cuándo lees? ¿Cuándo y cómo crees que se debería introducir la lectura o el hábito de tener libros?
VL. Desde cuándo leo. Esa es una pregunta a la que respondí hace poco, de hecho, lo hago a menudo, porque es una historia que me encanta.

Cuando era pequeña (creo que tenía 5 años), mis padres no estaban en una situación muy boyante, digamos. Así que, como no podían regalarme juguetes, mi padre pensó en llevarme a la biblioteca del pueblo, que por cierto estaba a dos pasos de casa. Recuerdo la ilusión con la que mi padre me presentó a la bibliotecaria, que me preguntó si quería hacerme el carné. Y yo, bastante asustada ante tanto entusiasmo, dije que no. Pero volví por mi propio pie al cabo de unas semanas, y me sumergí en la lectura de todos los cuentos y cómics que había en el cajón para los más peques. La biblioteca no era muy grande, así que cuando fui creciendo devoré todo (esperando a cumplir la edad, muchas veces, puesto que todo estaba organizado por un código de colores que me permitía o me vedaba el acceso a determinadas lecturas); tanta pasión por la lectura, además del mejor maestro/profesor/docente que he tenido en mi vida, justamente de lengua y literatura catalanas y españolas, hizo que eligiera estudiar Filología Hispánica. Pero las montañas de lecturas obligatorias hicieron que, durante años (4 de carrera y 4 de doctorado), no tocara un libro por placer: siempre por obligación.

Todo cambió al obtener una beca de investigación para pasar un par de meses en la universidad de Princeton, en Estados Unidos. Allí conocí a gente estupenda, que además escribían. Y por fin volví a leer novela por placer. Pero no sólo fue eso, si no uno de los mayores descubrimientos de mi vida. La novela gráfica, el nuevo cómic, que llenaba estanterías y estanterías en librerías y bibliotecas norteamericanas. Y ésta es mi historia, por el momento, por lo que se refiere al hábito lector, como se puede ver, presente en momentos críticos de mi vida.

Creo que la mejor manera para introducir a los niños en la lectura es por imitación de los hábitos familiares. Para mí no era nada raro hacerlo, puesto que veía a mis padres hacerlo asíduamente.

CI. ¿Crees que la industria editorial sucumbirá en la era de las nuevas tecnologías como la industria musical o la cinematográfica? En otras palabras, ¿se terminó el libro?
VL. ¡Buf! Me inclino a creer que no. A la gente (hablo de mi generación o las anteriores) no le gusta leer textos largos en una pantalla. Aunque las futuras, ¿quién sabe? Y cuando se vayan agotando los recursos, quizás sí que se restrinja la impresión en papel. Si la industria se viera obligada a pasarse al e-book, entonces sí que estaría perdida, pero no los libros. Quizás no se produjeran más entonces, pero quedarían todos los libros del pasado. ¡Y a ver quién es el guapo que se los lee en una sola vida!

CI. ¿Cuál es tu personaje favorito del circo?
VL. A mí el circo me da grimilla, la verdad. Los circos que llegaban a pueblos como el mío eran las peores versiones que uno se pueda imaginar. Pero si tengo que escoger a uno, ¡que sea la mujer barbuda!

CI. ¿Alguna recomendación para los lectores de Circo Iberia?
VL. Hum… Creo que no voy a dar ninguna. Odio las recomendaciones, consejos y demás. Hacerlos y que me los hagan, así que mejor me callo, que estoy más mona.

Anuncios

7 comentarios sobre “Liberia // Vicky Lara

  1. La historia de la biblioteca es enternecedora y me consta que a día de hoy la biblioteca de Vicky es varidada y extensa. Molt bé, no!?

  2. A mí me parece que te explicas perfectamente, Vicky. Y, además, me transmites mucha naturalidad. Sólo me quedé con las ganas de recibir alguna sugerencia, que no consejo. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s