‘Santi Rex: La solidaridad y la libertad son más necesarias que nunca’

Tenemos el honor de entrar en el universo de los Niños del Brasil: ese grandísimo grupo maño que tras publicar cuatro álbumes de estudio se disolvió en 1997. Afortunadamente volvieron diez años más tarde con dos CD maxis –Ángeles y demonios y, seis meses después, Sirenas– y un par de años después, llegó el que es, probablemente, el mejor disco de su carrera, Géminis. Recibimos en nuestro humilde circo al que es una de las personalidades más carismáticas y afables de la música española; damas y caballeros, con todos ustedes, Santi Rex.

¿Ahora que no hay Estación del Silencio en Zaragoza por dónde sales?  La Estación del Silencio ha vuelto a abrir. No es lo mismo, pero sigue el mismo ambiente. No salgo mucho por Zaragoza,  sólo cuando pincho en algún sitio o a ver conciertos. La Ley Seca, El Poeta Eléctrico… Aunque es cierto que Zaragoza ya no es lo que era. La crisis está dando la puntilla a los bares de mala manera.
¿Cómo fue la vuelta con  Ángeles y demonios? Bien. Siempre hemos sido un grupo ir poniéndonos y quemando etapas. No nos planteamos grabar hasta que no tuvimos un material que nos atrayese lo suficiente y creo que acertamos. Quisimos hacer 3 mini CDs, que al final fueron 2 y un largo, y lo hicimos. La aceptación a nuestro “regreso” fue muy buena y hasta conseguimos ser mejor canción del año en los Premios de la Música Aragonesa con “Estrella Fugaz“.
¿Cómo sientes que fue recibido GéminisGéminis es un gran disco. Las copias del CD volaron y las del vinilo han ido muy bien. En ese aspecto, la sensación es buena. Sin embargo, nos quedó un poco de regustillo amargo de que no haya tenido más difusión fuera de Aragón o que incluso aquí mismo pasase un poco desapercibido, no para el público, pero sí para los medios. La vida de los discos ahora es muy corta y cuando metes tanta ilusión y tanto esfuerzo en grabar uno, da un poco de pena que sea tan fugaz.
¿Qué se te pasa por la cabeza cuando ves estos vídeos:  “Las curvas del placer” y “Las calles de Teruel“. Nunca me ha gustado grabar vídeos. Es siempre una lucha entre lo que el director quiere y lo que quiere el grupo. Con “Las calles de Teruel”, fue distinto. Javier Alvero tenía unas bellas ideas que nos gustaron y aunque en un principio no salíamos en el video, al final creo que salimos demasiado. Pero a veces es necesario. Quedó bello y enigmático. Lo que queríamos.Las viejas imágenes de televisión… son eso: viejas imágenes. No echo de menos aquellos días. Los programas de televisión eran necesarios para dar de conocer al grupo, pero estéticamente, no tenían mucho que ver con nuestra filosofía. Además se grababan terriblemente pronto y rara vez disfrutamos con estas cosas…
Nuestro amigo Juan Flahn nos mandó una pregunta para ti:  “Me acuerdo que te vi en Zaragoza hace muchísimos años en un concierto de Kraftwerk y se me ocurre que digas por qué Kraftwerk son tan fundamentales y si los Niños los tenían en la cabeza o el corazón a la hora de componer”.  No creo que Kraftwerk hayan influido en nuestra forma de componer. Más bien diría que han influido en nuestra forma de vivir. Sin ellos la música no sería lo mismo. Debemos agradecerles su investigación y su tesón en apostar por un tipo de música en el que fueron únicos durante tanto tiempo. En aquel concierto grité como una quinceañera y fue un gustazo poder estar en la rueda de prensa y en la prueba de sonido, y darles humildemente una copia del CD de Mensajes al Viento, donde aparecía nuestra versión de “La Modelo”, aunque imagino que no fuese para ellos más que “otra versión más”. La frialdad de discos como su Man Machine o el Metamatic de John  Foxx, hicieron arder mi tardoadolescencia. Está claro que sin su influencia, ni la música ni Niños del Brasil habrían sido como son.
Nuestro amigo David Vilaplana otra pregunta: ¿A qué esperas para sacar un recopilatorio de lo mejor de Niños del Brasil? ¿Qué canciones incluirías y qué canciones no incluirías por nada del mundo?  El recopilatorio está en mente, pero nuestra intención es volver a grabar las canciones de nuevo. Para nosotros, la vida de una canción no termina cuando la grabas. Nunca nos ha preocupado reproducir en directo un calco de lo que grabamos en su día: los temas siguen creciendo y mutando y seguramente en este 25 aniversario del grupo, plasmemos nuestros temas más emblemáticos tal como los vamos haciendo en los directos.
No creo que ninguna de nuestras canciones no se merezca estar en un recopilatorio. Creo que todas, por muy distintas que sean, son parte de nuestra idiosincrasia. Por desgracia, en un CD no entran más de 15 canciones y nos centraremos en las más conocidas del grupo. En enero colgamos en Megaupload un recopilatorio  1987-2012 cara a nuestro concierto en México, con tan buena fortuna que cerraron la página al poco. Supongo que los temas serán más o menos los que seleccionamos para aquel. Se admiten peticiones.
Niños del Brasil han pasado por Sony, Discos del amor y del odio y Actua Recordings, ¿cómo ha influido este camino en el grupo?  Comenzamos en una independiente, Discos Tirana, que editó Del Amor y Del Odio, nuestro primer disco antes de que Epic-Sonylo reeditase. Supongo que nunca estuvimos predestinados a ser un grupo de masas y que volver a la independencia era el paso lógico para un grupo demasiado inclasificable y molesto. Todos estos pasos te dan experiencia y sobre todo te hacen conocer a personas con las que se puede y no se puede contar. De todas formas, tal como está el mercado discográfico y los nuevos tiempos, la experiencia ya no sirve de mucho y hay que afrontar las grabaciones cono un volver a empezar. Por una lado es agotador. Pero por otro, es excitante.
Las Novias publicó hace unos años Ego, ¿qué te pareció? Ego es un disco fantástico. Recuperaba el romanticismo gótico del primer disco y le sumaba la energía del segundo. Estoy deseando escuchar sus nuevos temas. Espero que pronto se metan al estudio. Las Novias son mi grupo de rock favorito principalmente por que son grandes personas. Seguramente, aunque fuesen una mierda, me gustarían lo mismo.

9 de Octubre de 1991 ¿Es el día del concierto en la Romareda? Tengo muy mala memoria para las fechas. Bueno, para todo. Tocar con Novias y Héroes ante casi 20.000 personas es una bonita experiencia. Quizá no disfrutamos del todo ese maravilloso día porque andábamos rodando el vídeo de “Recuérdame”, pero el concierto fue memorable. Y todavía noto esa sensación de ahogo en el estómago que sentí cuando vi aquello. Ver a tantísima gente cantando tus canciones es espectacular. Fue el concierto más importante para la música aragonesa, para los asistentes y seguramente para nosotros.
¿Alguna posibilidad de hacer algo con Las Novias en el futuro? Nacho Serrano volverá a producirles y yo espero, al menos, volver a tocar la pandereta en su disco. Nuestras caminos se cruzan a menudo. Lo que ellos quieran.
¿Tienes algún proyecto entre manos? Estoy en una época de relax. Personalmente ahora mismo, y quizá por primera vez en 30 años, nada.
¿Qué será de los Niños en un futuro cercano? Con Niños siempre hay proyectos, aunque no todos se materializan. Lo que queríamos este año de aniversario, era editar ese recopilatorio, un libro con todas las letras, incluyendo las escasas canciones inéditas que tenemos y volver a tocar en México este otoño.
¿Dónde podemos informarnos de tus actividades y de los Niños? Estamos un poco vagos para actualizar y tener constancia en la red. Abandonamos nuestra web, olvidamos nuestro Myspace y ahora mismo sólo tengo Facebook yo y Antonio desde la Estación del Silencio DF. Pero cuando tenemos algo que contar, hacemos mucho ruido.
¿Cuáles son sus héroes de la vida real? Supongo que la gente que es honrada con ella misma y con los demás. Que cree en lo que hace o en porqué lo hace, que sabe escuchar, que no se dedica a fastidiar o destruir a los demás, a imponer nada u obligar a nada injusto. Vivimos en tiempos peligrosos donde la solidaridad y la libertad son más necesarias que nunca. Los héroes siempre luchaban por ellas, ¿no?
Por último, si quisieras y pudieras trabajar en el circo, ¿de qué lo harías? De presentador ya he hecho bastante. Supongo que me gustaría hacer de trapecista, ¿no? Por aquello de volar y demás. Aunque con mi suerte, seguro que termino limpiando la mierda de los elefantes…
DiscografíaDel amor y del odio (1989), Mensajes al viento (1991), Mundos en eclipse (1993), El imperio de los sentidos (1996), y Géminis (2009)
Anuncios