‘Las Novias: El ron de las bodegas no se ha acabado’

el

Tenemos el honor de entrar en el universo de Las Novias: ese grandísimo grupo maño que tras publicar dos álbumes de estudio y un EP se disolvió en 1998. En el camino quedaban Sueños en blanco y negro (1992), Todo/Nada sigue igual (1994) y Largo tiempo esperando (1998). Tras diez años de inactividad, llegó Voilà un EP y al poco tiempo el que es, probablemente, el mejor disco de su carrera, Ego.

Plenamente metidos en la grabación de su nuevo trabajo, han tenido la gentileza de atendernos desde el estudio. Damas y caballeros, con todos ustedes, Las Novias.

¿Habéis vuelto a la Estación del Silencio después de su reapertura? Sí, parte del grupo estuvimos en la reinaguración y hemos seguido yendo después. Nos gusta porque continúa siendo un local donde encontrar a viejos y jóvenes amigos.

¿Cómo fue la vuelta con Ego? Fue un gran impulso para el grupo hacer un disco tan satisfactorio, al menos según nuestro punto de vista, después de un tiempo de silencio y oscuridad más bien largo. La acogida por parte de la gente en España y el poder publicarlo en México con Intolerancia Records fueron aspectos muy gratificantes. Lamentamos el que la prensa se hiciera escaso eco de su publicación, pero somos conscientes de cómo está el patio y no vamos a echar más leña al fuego. A veces no sabemos cómo tomarnos el que haya tanta gente que nos “descubra” ahora: si como un logro o un demérito del tinglado éste, que implica que después de ciertos años, en algunas partes sigamos siendo un grupo por descubrir.

Nos cuentan que estáis en el estudio con Nacho Serrano grabando canciones, ¿podemos esperar algo de Las Novias en un futuro cercano? Este 2012 habrá temas nuevos de Las Novias publicados; estamos seguros que no defraudarán, al menos no a todos.

¿Tenéis algo preparado para el 20º aniversario de Sueños en blanco y negro? No, aunque lo habíamos considerado; estamos poco nostálgicos, miramos más hacia delante que hacia atrás, así que preferimos centrarnos en el nuevo disco. Pero la verdad es que no podemos descartar al cien por cien el que no vayamos a hacer algo.

¿Qué se os pasa por la cabeza cuando veis este vídeo? El vídeo de “Cerca de ti” nos evoca de un solo golpe todos los primeros años hasta la época de la grabación del disco. Estábamos muy ilusionados en hacer grandes cosas; finalmente las hicimos, aunque no -desde luego- como las imaginábamos en aquellos tiempos.

¿Y este otro? El vídeo del premio fue una pequeña alegría y un gran alivio, porque muchas veces hemos pensado que éramos invisibles para según qué instancias. En todo caso, somos conscientes de que era un reconocimiento más fruto de la amistad y del respeto de los otros músicos aragoneses y de gente del entorno que de nuestros humildes merecimientos.

9 de Octubre de 1991. El concierto en la Romareda, ¿no? Ahí empezó nuestra debacle! De hecho, no volvimos a tocar con un aforo tan grande. Tenemos un excelente recuerdo. La primera de las dos veces que compartimos escenario con Héroes del Silencio y la segunda vez que tocábamos con Niños del Brasil, con quienes hemos tocado más veces. Nos encanta encontrarnos a gente que nos dice que estuvo -y disfrutó- en aquel concierto; creo que marcó un antes y un después en la música aragonesa, pero sobre todo de cara afuera; en lo interior ya estaba hecho tiempo atrás, al menos, desde la Muestra de Pop Rock y entonces nosotros no existíamos. En cualquier caso, que no se haya vuelto a hacer nada similar hay que verlo como una cierta derrota de la escena local.

¿Os podremos ver próximamente en concierto? Después del verano. Estaremos encantados de ir presentando a nuestro flamante nuevo batería Luismi Yoldi.

¿Dónde podemos informarnos sobre la actualidad de Las Novias? En http://www.lasnovias.org/, http://www.facebook.com/LASNOVIAS y en http://www.myspace.com/lasnovias

Después de tantos años de trayectoria, ¿cuál consideráis que es vuestro mayor logro? Desde nuestro punto de vista, el seguir comprometidos con un proyecto que nos procura un inmenso placer y muchas risas, a pesar de los años transcurridos. Nos sentimos como viejos amigos en un barco a la deriva por los Mares del Sur pero, por alguna extraña razón, el ron de las bodegas no se ha acabado. En todo caso, creemos que son los demás los que deben valorar el tema de los logros. Nosotros tenemos nuestra propia opinión, como siempre, demasiado autoindulgente.

Por último, como terminamos siempre nuestras entrevistas, si quisierais y pudierais trabajar en el circo, ¿de qué lo haríais?  De leones enjaulados.

Anuncios