El Principito: Las mejores citas

Después de tener una dilatada discusión en las caravanas del Circo Iberia hemos llegado a un acuerdo sobre cuáles son las mejores citas de nuestro libro de cabecera, El Principito, y, si no son las mejores, al menos sí son nuestras favoritas. Es, para nosotros, lo mejor que jamás se haya escrito y, además, lo escribió Antoine de Saint-Exupéry en una de nuestras casas, en la ciudad de Nueva York.

Recuerden, por favor, una de nuestras pocas reglas en esta, su casa: hay que regalar este librito al menos una vez en la vida -y si Vd. que lee estas líneas no lo ha leído, vaya ahorita mismo a buscarlo. Y, sin más dilación, nuestras diez citas favoritas, de la 10 a la 1, para darle dizque más emoción y hacernos los misteriosos. ¡Disfruten!

10) Nosotros, que comprendemos la vida, nos burlamos de los números.

9) No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo.

8) Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.

7) Es mucho más difícil juzgarse a uno mismo que juzgar a los otros. Si consigues juzgarte rectamente es que eres un verdadero sabio.

6) Se debe pedir a cada cual, lo que está a su alcance realizar.

5) Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.

4) Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso.

3) Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.

2) Todas las personas mayores han sido, primero, niños. Pero son pocas las que lo recuerdan.

1) ¿Ves, allá, los campos de trigo? Yo no como pan. Para mí el trigo es inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada. ¡Es bien triste! Pero tú tienes cabellos color de oro. Cuando me hayas domesticado, ¡será maravilloso! El trigo dorado será un recuerdo de ti. Y amaré el ruido del viento en el trigo.

Anuncios