Rajoy, hijo precilecto de la villa de Ibi

Mariano Rajoy Brey ha sido nombrado hijo predilecto de Ibi (Alicante). Mayte Parra, alcaldesa de la villa, destaca su serenidad, tesón y honradez como claves del nombramiento. El acto tendrá lugar el próximo 6 de enero en la Casa de la Cultura en el que se le hará entrega de la Tartana de Oro y las llaves de la villa. Rajoy ya ha confirmado su presencia y la de su cuñado, Manuel Fernández Balboa.

Mariano

«Si un gallego dice sí, es quizás; si dice quizás, es no y, si dice no, entonces no es gallego. Y Rajoy tiene lo mejor del gallego». Así que es probable que el hombre de 57 años que el próximo día de reyes será nombrado hijo predilecto jamás pronuncie un sí o un no rotundos. «Una vez lo vi en mitad de una escalera y no sabía si subía o bajaba» confesó Fernández Balboa. Éste es sólo uno de los rasgos revelados por sus reservadas amistades. Porque para hablar sobre la vida de Mariano Rajoy Brey hay que dirigirse a personas poco habituadas al asalto mediático. Principalmente hay que entrar en el juicioso mundo de los registradores de la propiedad y los notarios. Es como una especie de ADN que marca a su entorno más cercano de familiares y amigos.

Marianín

De pequeño era metódico. Marianín, como le conocían en los colegios de León donde fue matriculado entre los cinco y los quince años, también era uno de los primeros en apuntarse a las salidas que se hacían a los asilos, incluso fue monaguillo. No fue un gran deportista, a pesar de su destacada altura. Sufrió la mofa de los que eran más bajos que él, pero tal era su perseverancia que llegó a formar parte de los equipos escolares de minibasket y jockey. «Lo suyo no eran las carreras de resistencia, pero le ponía mucho empeño a todo», en palabras del que fuera su profesor de Educación Física en los Jesuitas. Pero el chaval sin grandes habilidades para el deporte era brillante en los estudios. Y de mayor estudió Derecho y se convirtió con 23 años de edad en el registrador de la propiedad más joven de España, liderazgo que estuvo a punto de arrebatarle su hermano pequeño. En esta etapa, como en lo sucesivo, la figura de su padre ha sido determinante.

Uno de sus compañeros de carrera, ahora registrador en Alicante, recuerda que el magistrado Mariano Rajoy Sobredo, padre del nuevo presidente del Gobierno, fue quien preparó a su hijo para las oposiciones. «Lo hizo antes de acabar la carrera». No es de extrañar que con este método Rajoy Sobredo consiguiera preparar a tres reputados registradores (dos hombres y una mujer) y un notario.

Rajoy tuvo como primer destino profesional Villafranca del Bierzo. Sólo ocho años después de partir de León, el destino le devolvía a este privilegiado rincón donde conoció a algunos de los mejores amigos que le ha dado la vida. Entonces vivía como un señorito de provincias: de lunes a viernes se acomodaba en una habitación del actual Parador Nacional y los fines de semana se trasladaba en su pequeño utilitario hasta Pontevedra, donde vivía su familia. Y el registrador se hizo político. Dice un amigo personal que le empezó a entrar el gusanillo a finales de los años 80, tiempo después de cumplir la mili. Rajoy tuvo que hacer un parón de doce meses en su carrera para realizar el servicio militar. Le tocó como destino la Capitanía General de Valencia, cuya máxima autoridad era Milans del Bosch. Cumplió en octubre de 1980, sólo unos meses antes de que el teniente general sacara los tanques a la calle durante el intento de golpe de Estado del 23-F.

La tartana de oro
La tartana de oro

Niño piadoso, empollón, extraordinariamente disciplinado, buen jugador del tute cabrón, socarrón cuando quiere, sereno, respetado, siempre rodeado de gente inteligente, con rigor mental. Es como le dibujan los que le conocen. «Desde luego es el hombre que fue siempre». No dudamos de que los ibenses lo recibirán como merece en el día en que Marianín sustituirá a Mariano. El próximo 6 de enero disfrutará de su espíritu infantil al recibir la Tartana de Oro y nos hará partícipes de su dicha. ¡Felicidades Marianín, hijo predilecto de la villa de Ibi!

Anuncios