Los cuervos negros

el

En una escena inédita, dos papas vivos, Francisco y Benedicto XVI, almorzaron juntos en la residencia de Castel Gandolfo, donde vive el pontífice emérito desde que renunció al papado el pasado 28 de febrero. El nuevo jefe de la iglesia católica ha rezado con su antecesor y han mantenido una reunión de 45 minutos en conversación privada.

Imagen

Anuncios