La Rambla del Juez Castro

Hasta hace dos meses fue la Rambla de los duques de Palma. Pero el uso que dio Iñaki Urdangarin a su título en uno de los correos electrónicos que desveló su ex socio Diego Torres hizo que el Ayuntamiento de la capital balear decidiera que pasase a llamarse La Rambla a secas.

Sin embargo hoy algún vecino anónimo ha decidido volver a cambiar el nombre a la emblemática vía palmesana y rendir su particular tributo al hombre que imputó a la Infanta Cristina.

Debajo de las nuevas placas que los operarios instalaron después de que el alcalde Mateu Isern firmase un decreto para devolverle el nombre original a la céntrica travesía se han colocado carteles que vuelven nuevamente a bautizarla.

Esta vez el honor será para el juez Castro, que ha levantado las simpatías de muchos ciudadanos incluso antes de su decisión de imputar a la hija del Rey por su implicación en el caso Nóos.

La decisión eliminar del callejero cualquier referencia a Urdangarin responde a la “indignación” ciudadana por el uso que éste ha hecho de su título a raíz de su implicación en el caso Nóos de presunta corrupción.

El Ayuntamiento de Palma, gobernado por el Partido Popular, aprobó en pleno el pasado 28 de febrero con el apoyo de los socialistas instar al yerno del Rey a no usar el título de duque de Palma, así como a devolver el dinero público presuntamente defraudado si judicialmente “se demuestra la falta de justificación de los gastos en el marco de los dos convenios investigados”.

Durante la sesión ya lamentó la “falta de consideración y conducta poco ejemplar” de Urdangarin en el uso del título en alusión a los correos y a sus referencias como “duque Em…Palma…do”.

El malestar ciudadano también ha llegado al Parlament. En el pleno del pasado martes se aprobó por unanimidad instar al duque Urdangarin a devolver el “dinero público presuntamente defraudado” a Balearessi finalmente es condenado por la justicia.

La Proposición No de Ley fue registrada por la coalición nacionalista Més, que inicialmente solicitaba instar al duque, “o en su defecto a la Casa Real”, a devolver la cantidad. Finalmente se eliminó la referencia a la Casa del Rey y todas las fuerzas políticas de la Cámara votaron favorablemente.

Anuncios