Manuel Toledano no podía esperar

el

A pesar de dejarnos en el año 2007, Manuel Toledano sigue presente en la vida cultural española. El joven director causó sensación al estrenar con 22 años Cuernos de espuma, rodada en Nueva York. Tras este éxito se volcó durante años en El lunes puede esperar, un arriesgado proyecto sobre la adicción a la noche. Cuando por fin lo iba a estrenar como musical nos dejó.

Shampoo horns... Cuernos de espuma
Shampoo horns – Cuernos de espuma

El lunes podía esperar, pero parece que el cielo no. Estaba listo el guión del musical. Preparados los diseños de escenografía; vestuario con la colaboración de David Delfín, Amaya Arzuaga y Carlos Díez; coreografías de Chevi Muraday y Rafael Amargo. Terminada la banda sonora de doce números de lo más granado de la música española, con seis originales de Glamour to Kill, Ellos, Chico y Chica, L-Kan y Fangoria, con un estupendo y conmovedor tema cuyo estribillo dice: “¿Por qué a mí me cuesta tanto decirle que no al placer? ¿Por qué me resulta extraño decirle a la noche adiós si sé que me hace daño olvidarme del reloj?“. Comprometidos los actores principales: Asier Etxeandia, Hugo Silva y Eduardo Mayo. Y hasta con el vídeo de promoción hecho. Cartel de lujo. Tras las navidades comenzaban los ensayos y en la primavera de 2008, gran estreno en la Gran Vía madrileña con representaciones hasta julio. Sin embargo, Manuel Toledano no podía esperar.

Sigue presente en la vida cultural española, que lo revisita y lo reivindica, que convierte su Cuernos de espuma en una película de culto, sus proyectos en un enorme interrogante y nos hace pensar qué hubiera podido regalarnos si hubiera tenido más tiempo.

Anuncios