La energía geotérmica

Nuestro amigo Luis, ingeniero de minas, nos puso en sobreaviso… la energía geotérmica es el futuro. ¿Pero qué es? ¿Se puede almacenar, distribuir o vender? ¿Está siendo explotada en España? ¿A qué nivel se puede utilizar? El Circo Iberia, su circo de confianza, le explica paso por paso la respuesta a estas y más preguntas. 

La necesidad de producir energía barata pero, al mismo tiempo, compatible con el cuidado al medio ambiente ha influido para que la energía geotérmica entrara a formar parte del Plan Energético nacional, dentro del Plan de Energías renovables (PER) 2011-2020.  La energía geotérmica es, como define el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), “la energía calorífica que la Tierra transmite desde sus capas internas hacia la parte más externa de la corteza terrestre”. Es un tipo de energía renovable, constante, barata y limpia, ya que apenas tiene impacto ambiental, que contribuye a minimizar la dependencia energética del exterior.

La investigación de los recursos geotérmicos en España por parte del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), se inició en la década de los setenta, mediante la realización del Inventario General de Manifestaciones Geotérmicas en el que se llevó a cabo un reconocimiento general, geológico y geoquímico, de los indicios termales existentes en todo el territorio nacional.

Mediante perforaciones profundas, ha sido posible evaluar que el potencial geotérmico de las áreas más importantes se sitúan en el sureste de la Península (Granada, Almería y Murcia), en el nordeste (Barcelona, Gerona y Tarragona), en el noroeste (Orense, Pontevedra y Lugo) y en el centro (Madrid). Otras áreas de menor entidad están situadas en Albacete, Lérida, León, Burgos y Mallorca que también han sido investigadas. En todos estos casos los recursos geotérmicos evaluados son de baja temperatura (de 50 a 90 ºC) aunque podrían ser explotados.

La única área con posibilidades de existencia de yacimientos de alta temperatura explotables comercialmente se localiza en el archipiélago volcánico de las Islas Canarias. Recursos de roca caliente seca muy superficial han sido evaluados en las islas de Lanzarote y La Palma. En la isla de Tenerife se ha investigado la existencia de posibles yacimientos de alta temperatura.

ImagenSin embargo, son los yacimientos geotérmicos de baja temperatura los más interesantes para el usuario común porque estos yacimientos ya se explotan de forma parcial y en pequeña intensidad. ¿Cómo? Pues se utiliza la energía geotérmica para calefacción y el suministro de agua caliente. ¿Y cómo? Pues de la manera más sencilla, haga un agujero en el suelo y deje que la Pachamama le caliente el hogar y le baje o elimine los recibos que religiosamente ha de pagar a Iberdrola, Hidroeléctrica, Gas Natural…  es una inversión que se recupera.

La energía geotérmica es la cueva de toda la vida, una fuente constante de calor en invierno y frío en verano en las capas inferiores de la tierra, con el plus de que puede almacenar su energía por un tiempito. ¡Balnearios de España! ¡Parados de España! ¡Españoles de España! ¡Funcionar, funciona! ¡Y gratis! Quizás por eso no se haya desarrollado. Y se lo juramos: el mejor bocadillo nos lo comimos en un cenotito con un pan tostado por las entrañas del Timanfaya, en la más afortunada de las islas afortunadas, Lanzarote.

Anuncios