¡Adiós Angie!

Querida Angie:

Tu vida achicaría cualquier personaje de Almodóvar. Nunca se nos olvidarán nuestras risas, tu compañía, tu inteligencia, tu militancia, tu saber estar. Fuiste Yo, persona -tu primer libro- para convertirte en personaje en Vulgaria -como bien sabías. Nos conocimos en el tercer gran capítulo de tu vida, en la Universidad de Alicante.

Se nos hace raro escribirte en pasado. Contabas que te llamabas Angie por la canción de los Rolling Stones, Simonis por tu padre y amazona libre por elección. Fuiste polifácetica, un referente para muchos y, sobre todo, una activista en defensa de los Derechos Humanos -así en mayúscula. Fuiste autora de varios libros. Representaste al colectivo allá donde fuiste.

Habrá que dar gracias a la Diosa, como la llamabas, por haberte tenido entre nosotros. Ahí queda tu obra, Amazonia, para quien quiera entender.

Tanta paz te lleves como amor dejas,

Tus amigos del Circo Iberia

Imagen

Anuncios