¡Un millón de gracias!

el

Cuando comenzamos con la aventura del Circo Iberia no fue más que con la idea de acompañar a la novela del mismo nombre (cuya amena lectura con ejemplos cotidianos de recta moral recomendamos encarecidamente). Y, fíjense, justo llegamos al millón de visitas y no podemos más que dar un millón de gracias.

Como diría el amanuense, el tiempo pasó y pesó y este Circo Iberia cobró una vida autónoma y unos lectores fieles en ambos lados del charco. Solo así es como se entiende que, a día de hoy, las visitas de España ni siquiera lleguen a representar una cuarta parte del total. ¿Y de dónde viene el resto de nuestros lectores? Pues de Colombia, México, Argentina, Venezuela… Estados Unidos, porque, claro, a día de hoy no considerar a Estados Unidos un país hispano es pecar de una ceguera absoluta.

¿Y quién mejor que Esperanza Gracia para hacer el ranking de los países de donde vienen nuestros lectores? A todos ustedes, a todos vosotros, nuestros lectores, nuestros amigos, ¡un millón de gracias!

Anuncios