Ava Gardner en España

el

España ha seducido a artistas e intelectuales, a reyes y faranduleros. Nadie mejor que una actriz, que era una farandulera y una reina, para iniciar esta serie: Ava Gardner.

Era 1951 y España era ese país pobre, de pasado espléndido y gris presente, cuando aterrizó Ava Gardner para rodar Pandora y el holandés errante. Lo que iba a ser el efímero paso por nuestro país del ‘animal más bello del mundo’, como por entonces era conocida la actriz, desembocó en una apasionante historia de amor entre la estrella y España, donde terminó viviendo durante casi una década: entre 1954 y 1963.

Se instaló en una suite del Hotel Castellana Hilton, donde casi no le cobraban y le permitían hacer de todo para martirio de los otros huéspedes: porque desde el principio, Ava Gardner montó la marimorena. Había venido a España huyendo de sí misma y de su relación con Frank Sinatra, bebía muchísimo, se acostaba con cualquiera que le cayese en gracia, y le gustaba montar juergas flamencas cuando cerraban los tablaos llevándose a la suite a los gitanos y no dejando dormir a nadie en tres plantas.

Ava Gardner quedó fascinada con el flamenco: después, acompañada por Lola Flores, sería una asidua de tablaos como Zambra o Gitanillos. También le gustaba comer: en cuanto llegaba a su restaurante favorito, Riscal, se quitaba los zapatos para estar más cómoda. Se convirtió en habitual de legendarios bares madrileños como Chicote y Oliver, donde junto a Sara Montiel, Analía Gadé o Adolfo Marsillach asistían al espectáculo de uno de los primeros travestis de la noche madrileña, Coccinelle. A la una y media, cuando Franco obligaba a cerrar, la fiesta continuaba en casa de Ava o en una nave industrial en la calle Mejía Lequerica, detrás del mercado de Barceló.

El sol no fue lo que atrajo a Ava Gardner a nuestro país, porque, según explicaba ella misma, aquí vivía sobre todo de noche. Es caer en el tópico decir que le atraían los hombres españoles, los machos de denominación exclusiva Made in Spain, toreros y flamencos, de los que tuvo una buena nómina de amantes. Lo que en realidad le gustaba de España era que no hubiese prensa del corazón. Podría decirse que en los años 50 no había prensa de nada en nuestro país, pues la censura controlaba no solo la información política, sino la moralidad de las costumbres, en el sentido de que de las costumbres inmorales no se hablaba.

Juan Domingo Perón, el exilado más importante amparado por el régimen, tuvo la desgracia de que Ava Gardner se instalara en el piso de arriba de su casa de la calle Doctor Arce. La actriz había vivido entre 1955 y 1960 en un gran chalet de La Moraleja, La Bruja, cerca de sus amigos de la CIA. No tenía teléfono, y el aislamiento le daba la ilusión de que podía huir de sus problemas. Pero se hartó de aquello cuando La Moraleja se convirtió en una urba de familias americanas de la base de Torrejón.

Vendió La Bruja y se instaló en un espléndido dúplex de Doctor Arce.Y siguió con su costumbre de recoger noctámbulos y montar juergas de madrugada.Perón llegó a subir revólver en mano y con sus pistoleros, pero ella no se asustaba de nada. O la mataba, o se aguantaba. Encima Ava lo vejaba, salía al balcón y gritaba: “¡Perón, cabrón!”, o le imitaba en plan de burla, porque le había visto ensayar discursos.

En una noche loca la actriz terminó descalza en la Puerta del Sol. En vez de volver a casa en un taxi, paró un camión de la basura y regresó con sus ocupantes cantando éxitos del momento. La verdad es que desde 1963 permanecía fuera temporadas cada vez más largas, y por fin, en 1968, se marchó definitivamente y se instaló en Londres.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. kikelucas dice:

    Mira que ilustración hice yo de ella

  2. Parce dice:

    ¡Qué buena ilustración, Kike!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s