El país de las maravillas

Definitivamente deberían crear un impuesto adicional por el lujo de vivir en España, el país de las maravillas, por sumar tradición y modernidad, picardía y personajes fantásticos, en un retablo entre la greguería, el sainete y el absurdo que ni don Miguel de Cervantes habría imaginado.

Untitled

Fíjense: mientras el Supremo admitía una demanda de paternidad contra Juan Carlos el Campechano y una meretriz devolvía el talón al párroco,  Luis Bárcenas salía de la cárcel de Soto del Real y lo decía claro y en tercera persona, como los megalómanos:  “Luis ha sido fuerte y el PP no tiene nada que temer”. ¡Maravilla tras maravilla!

El sueño americano no existe, existe el español: el pícaro Vicente se robó un talonario que contenía 28 cheques referidos a la misma cuenta corriente, la de la parroquia de Santiago y San Juan Bautista, situada en la plaza de Santiago de Madrid, y se gastó el dinero de los fieles en prostitutas. Y además la justicia le dio la razón: quedó demostrado que se apropió de 55.000 euros y le impusieron una multa de 2.500. ¡España es el país de las oportunidades! ¿Y quién es la María Magdalena de toda esta historia? La meretriz, como no podía ser de otra manera… ¡y es que los hijos no salen tan buenos como sus madres!

hLu7bPVOHa tardado pero ya está aquí, el caballero de la orden del selfie, portador de la barba más rala a ambos lados del Atlántico, líder de masas y embaucador de políticos y empresarios, el Pequeño Nicolás vuelve a Twitter con una cuenta oficial (@FranNicolas_G) en la que no sabemos cuánto tardará en mostrar su apoyo y admiración a Luis Bárcenas, Mariano Rajoy o Jaime García Legaz, porque ya se sabe, de casta le viene al galgo, y hay quien siempre quiere ser la novia en la boda y el muerto en el funeral. Por lo pronto ya va por los 100.000 seguidores.

belen-estebanY por si aún dudan que España es un país extraordinario piensen que Belén Esteban está ganando 65.000 euros semanales por participar en Gran Hermano VIP, Paquirrín 50.000 y ustedes… dejen de trabajar, por Dios, o de buscar trabajo, que ese es un vicio poco mediterráneo, pedestre y nada rentable. Si ven un torero no lo dejen escapar, córtenles las orejas y el rabo: nunca se sabe cuán rentable puede resultar. España, país de oportunidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s