Una de espías y modelos

el

Guy Ritchie estrena una de espías y modelos, Operación UNCLE (una adaptación de El Agente de CIPOL) poniendo el acento casi en exclusiva en el estilismo visual y sonoro; con un esqueleto argumental tan frágil que no se sostiene ni aunque volvieran Stanley Donen y Henry Mancini para sujetarla.

OperacionUNCLEEl ex de Madonna consigue que durante la primera media hora de Operación UNCLE no sepamos si estamos ante una película de espías o ante un anuncio de Loewe. A ritmo de Roberta Flack y Nina Simone nos sumergimos en la Roma de La dolce vita.

El problema es que la película dura dos horas y por muchos colorines, pantallas partidas, coches caros y modelados de vértigo que aparezcan, Operación UNCLE está tan hueca por dentro y su esqueleto argumental es tan frágil que no se sostiene. Eso sí: es una perfecta película de verano para ver con refrescos, palomitas y amigos, y comentarla mientras la ven. Así es perfecta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s