Aylan y el otoño árabe

Pocas imágenes son capaces de desgarrar el alma como la que ayer recorrió el planeta en cuestión de minutos. Aylan se ahogó tratando de llegar a Europa junto con su madre y su hermano de 5 años. Eran sirios y huían de una guerra de muy sospechoso origen en la que se mezclan la primavera y el otoño árabe. 

Se ahogaron mientras nuestros gobiernos justifican su vergonzosa inacción retratando a los refugiados como una peliAylan-Kurdi-simbolo-tragedia-refugiados_EDIIMA20150903_0397_4grosa marabunta de inmigrantes ilegales a punto de devorar Europa. Como siempre: la perversión del lenguaje del terrorismo político.

Aylan sobrevivió a las bombas y a la guerra, pero no al mar ni a las barreras geográficas y legales que separan un Oriente Próximo en llamas de Europa. El niño sirio cuya fotografía se ha convertido en el símbolo del drama de los refugiados con su diminuta camiseta roja y su pantalón azul, tendido sin vida en la playa turca de Ali Hoca Burnu ha sido identificado como Aylan Kurdi.

Prácticamente todos los medios turcos llevan hoy en su portada la foto del pequeño Aylan con grandes titulares en que se acusa a la comunidad internacional de permanecer impasible al drama migratorio que se vive en el Egeo. La UE, que ha celebrado cumbre tras cumbre para  rescatar a Grecia de la bancarrota, parece incapaz de ponerse de acuerdo sobre los refugiados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s