Cristina la Veneno, DEP

Al escribir sobre La Veneno, dan ganas de hacerlo desde esa benevolencia candorosa que usan las revistas del corazón para hablar de la nobleza. Porque La Veneno, a pesar de la adorable brusquedad, el cuerpo de animal salvaje y ese rostro extremo, era un ser mágico, dotado de una franqueza que apabulla y enternece hasta las lágrimas. En su mirada y sus gestos estaban contenidos un niño apedreado por las calles almerienses de Adra al grito de “Joselito maricón”, un Míster Andalucía de infarto, la prostituta que reinó en el Parque del Oeste con una hoz en el bolso, el fenómeno televisivo y, sobre todo, una mujer intensa, rota en pedazos y vuelta a construir una y otra vez a golpe de bisturí, implantes y, sobre todo, una fuerza y un empuje infinitos. Cristina la Veneno, DEP.

entrevista-la-veneno-ni-puta-ni-santa-libro-body-image-1475576354.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s